Día 14: La Navidad existe para librarte de la oscuridad

Isaías 9:2 dice:

“El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz, los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.”

Jesús es la luz. 

“Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.” 1 Juan 1:5-7

Puedes venir confiadamente a él y pedirle que exponga tus faltas, que te muestre aún el pecado del cual no estás consciente. Y puedes estar confiado de que al arrepentirte, el te puede perdonar.

¿Prefieres la oscuridad o la luz?

Oración: Señor Jesús, no logro comprender completamente cuál es la oscuridad de esta vida. Pero mantenme lejos de ella. Sé tu mi guía, se tú mi gozo, se tú mi luz. Ayúdame a buscar lo tuyo y no lo que parece bueno de este mundo y que no tiene ninguna ganancia en la eternidad. 

Enter your email to subscribe to notifications from this site