Día 18: La Navidad existe para que tengas vida eterna

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es VIDA ETERNA en Cristo Jesús, Señor nuestro.” Romanos 6:23

Tu merecías morir. El castigo por tu pecado es la muerte y separación de Dios. 

PERO DIOS

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con el nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.” Efesios 2:4-7

Jesús tomó tu lugar, tu muerte, tu sufrimiento.

El recibió nuestra vergüenza, nosotros recibimos su gloria.

Oración: ¡Que grande verdad! Que el Dios de los cielos se hizo hombre para vivir la vida que yo no podía vivir y morir la muerte que yo merecía. ¡Gracias Jesús! ¡Que nunca se me olvide de donde vine y en donde me haz puesto!

Enter your email to subscribe to notifications from this site

Día 11: La Navidad existe porque Dios tiene misericordia de ti

“El es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros. Porque para siempre es su misericordia.” Salmo 136: 23

“Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” Hebreos 4:14-16

Jesús vino al mundo y vivió una vida de humano, siendo tentado como tu. Pero sin pecado. El entiende nuestras batallas. El pasó por tentaciones similares a las tuyas. 

Oración: Gracias Jesús por que puedo venir a ti confiadamente a buscar de tu ayuda, para la lucha de mi carne. Gracias por rescatarme y por borrar todo mi pecado. ¡Que increíble! Que tu tomaras mi lugar y pagaras lo que yo merecía pagar por mi maldad. ¡Te alabo y te agradezco infinitamente!

Enter your email to subscribe to notifications from this site