Acerca de mí

¡Hola!

Soy Ana Robinson. Soy una persona normal, no hay nada especial en mí. Pero en mi pecado, Dios decidió perdonarme. Y ahora, ¡soy su hija!

“En amor nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme a la buena intención de Su voluntad, para alabanza de la gloria de Su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.” Efesios 1:4b-6 NBLH

Enter your email to subscribe to notifications from this site