No veas tu debilidad, ve tu oportunidad

Es verdad que Dios nos acepta tal como somos. Si hemos puesto nuestra fe en Él, Él nos ha hecho sus hijos, así: con todos nuestros defectos. Pero al adoptarnos, Él también nos ha hecho nuevos, con la capacidad de luchar contra nuestro pecado de flojera, de falta de disciplina, de deseo de tener gratificación inmediata. Él quiere hacernos más como el Hijo y quiere que completemos las buenas obras que Él preparó.

“Porque somos hechura Suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.”

Efesios 2:10 NBLA

1. Oportunidad de recibir ayuda de Dios

Dios contesta nuestras oraciones. No sabes cuántas veces me detengo en medio del día para pedir la ayuda necesaria a Dios, y Él me la da. Ayuda para saber qué decisión tomar, ayuda para vencer mi pecado de pereza o de ira, ayuda para seguir trabajando en alguna tarea difícil que requiere mi esfuerzo físico o para ser paciente.

“Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.”

Santiago1:5 NVI

“Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.”

Hebreos 4:16 NVI

Él quiere que vengamos a Él en oración con nuestras debilidades y limitaciones. A Él le gusta escuchar de nosotros y que corramos a Él para recibir ayuda. Especialmente si lo que pedimos es con el fin de darle gloria a Él.

2. Oportunidad de pedir ayuda a otros

A veces no nos gusta pedir ayuda a otros. Tal ves porque sería admitir que no somos super personas. Pero debemos admitir que no somos capaces de hacerlo todo, todo el tiempo. Es posible el practicar ser humildes en nuestras debilidades y falta de aptitud para cierta tarea.

Semanas atrás nos enfermamos de COVID. Y ¡qué gozo fue recibir ayuda! Sí, tuve que enviar algunos mensajes con un poco de vergüenza. Pero estos amigos y hermanos en la fe acudieron a mi rescate con alegría. La verdad es que cuando la gente a la que amo se encuentra en necesidad, a mí también me gusta ayudar. Es bueno de vez en cuando darle oportunidad a otros de mostrar su amor para tí.

“Sean afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, dándose preferencia unos a otros”.

Romanos 12:10 NBLA

3. Oportunidad de mostrar gozo en las pruebas

“Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada.”

Santiago 1:2-4 NVI

La mayor parte de la vida Cristiana consiste en desarrollar carácter. En mostrar nuestra dependencia de Dios y nuestra confianza de que realmente es Él quien sostiene nuestras vidas. Nada se escapa de su Soberanía. Y es solo cuando las cosas se ponen difíciles, que realmente podemos probar esta fe. Es muy fácil decir que Dios es digno de nuestra adoración cuando nuestra vida es fácil y libre de dolor, enfermedad o incomodidades. Pero es durante la dificultad que Dios no solo moldea nuestro carácter sino que mostramos que realmente creemos en Él. ¡Qué buen testimonio puede ser esto para los que no conocen a Cristo todavía!

4. Oportunidad de mostrar paciencia durante el proceso de aprendizaje

Dios no espera que haga todo bien automáticamente. Él me hizo humana, con limitaciones. Y este crecimiento espiritual, este renovar de mi mente y cambio para parecerme más a Cristo, es un proceso.

Al tratarse de pecado, Dios me ha dado santidad posicional (me ha puesto en un lugar de santidad, de ser apartada para Él, y de ser limpia de pecados). Pero todavía tengo una naturaleza pecaminosa y Él está trabajando en mí una santidad progresiva. Es decir, ya soy santa, ya le pertenezco a Él, pero todavía no soy como voy a ser cuando Cristo regrese.

“el que comenzó en ustedes la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.”

Filipenses 1:6b NBLA

Oración

Gracias Dios por permitirme ver mis debilidades. Estas me acercan más a tí, me hacen parecerme más a Cristo y me permiten ver que tú realmente eres mi Rescatador . Gracias por enviar a personas que me aman para ayudarme. Ayúdame a tener gozo en las pruebas y a ser paciente durante el proceso.
En el nombre de Cristo, Amén.

Un comentario sobre “No veas tu debilidad, ve tu oportunidad

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s